Una (enooorme) biblioteca de Alejandría digital

Google digitalizará los fondos de cinco de las mayores bibliotecas del mundo (universidades de Harvard, Stanford, Michigan, Oxford y Biblioteca Pública de Nueva York) para incorporar a la red información que no está hoy día disponible en formato digital y con posibilidad de búsquedas a texto completo. El problema, como siempre, es el de los derechos de autor. El sistema no restringirá la presentación de resultados en aquellos volúmenes que ya no estén sujetos a derechos, si bien sólo mostrará extractos (¿la página o el párrafo en los que se encuentra el texto buscado?) en el caso de obras protegidas.

A pesar de las restricciones, se trata de un gran paso adelante para hacer verdaderamente universal el conocimiento. Una nueva e impresionante herramienta destinada a convertirse en un gran referente universal.

Un diez para Google. Otra vez.

Más información en El Mundo, en The New York Times (vía seattlepi.com) y, bueno, por supuesto,... ¡en Google!